Predictores biológicos y ambientales de la capacidad de recuperación cognitiva después de un ictus pediátrico

Conclusiones

  • La mayoría de las personas que sobreviven a un ictus pediátrico (IP) presentan capacidades cognitivas apropiadas para su edad 12 meses después del ictus; los niños que son más jóvenes al inicio del ictus, tienen una patología más difusa y antecedentes de crisis epilépticas, así como una función neurológica peor, tienen peores resultados.

Por qué importa esto

    Comprender la capacidad de recuperación después de un IP y los factores que contribuyen a mejores resultados favorecerá el asesoramiento del paciente y los resultados del tratamiento.