Degeneración cerebral en la esclerosis lateral amiotrófica

Conclusiones

  • Las personas con esclerosis lateral amiotrófica (ELA) agresiva, incluidas aquellas con enfermedad de progresión rápida y signos importantes en la motoneurona superior (MNS), tienen más probabilidades de mostrar deterioro de la corteza motora con el tiempo que las personas con ELA menos activa y que los sujetos de control sanos.

Por qué importa esto

  • La ELA es una afección clínicamente heterogénea, con índices de deterioro variables. Resulta difícil identificar cohortes fenotípicamente homogéneas para la investigación clínica.

  • El N-acetilaspartato (NAA) es un biomarcador no invasivo de integridad neuronal que se puede obtener y cuantificar mediante espectroscopia por resonancia magnética (ERM).

  • El cociente entre el NAA y otros metabolitos en las cortezas motora y prefrontal puede verse reducido en las personas con ELA, lo que ofrece un medio para el seguimiento de la neurodegeneración a lo largo del tiempo.