Anticoagulantes orales directos para la prevención del ictus en pacientes de 85 años o más

Conclusiones

  • En consonancia con los ensayos clínicos aleatorizados realizados en cohortes más jóvenes, la evidencia en la práctica real muestra que los anticoagulantes orales directos (ACOD) tienen un perfil más favorable en la prevención del ictus y la muerte por cualquier causa en comparación con los antagonistas de la vitamina K (AVK) en pacientes ≥85 años.

Por qué importa esto

  • La fibrilación auricular (FA) y el ictus isquémico son frecuentes en personas de edad avanzada y, con una población envejecida, está creciendo la tasa de ictus isquémico relacionado con FA en pacientes de ≥85 años.

  • Las directrices actuales prefieren los ACOD a los AVK para la prevención del ictus recurrente en adultos. Sin embargo, estas recomendaciones se basan en ensayos controlados aleatorizados en los que <5 % de la población de pacientes tenían ≥85 años.

  • Debido a la falta de evidencia, los médicos pueden ser reacios a prescribir ACOD en pacientes de edad avanzada argumentando problemas de seguridad, lo que da lugar a un peor pronóstico. Está justificada una investigación del uso de ACOD frente al uso de AVK en pacientes ≥85 años.