Un estudio genético indica que los mastocitos y los neutrófilos pueden mediar la actividad de la enfermedad en la EM

Investigadores han identificado marcadores genéticos relacionados con la actividad de la enfermedad en la esclerosis múltiple (EM) que indican un posible papel de los mastocitos y los neutrófilos.

Datos recientes de estudios genéticos han proporcionado información sobre nuevas vías biológicas que pueden estar implicadas en la EM, según el Dr. Antonio Giordano del Instituto Científico San Raffaele (San Raffaele Scientific Institute) y el University Hospital de Milán, Italia. “Sin embargo, todavía se desconoce en gran medida la base de la amplia heterogeneidad en el espectro clínico de la EM”, afirmó.

Para investigarlo, el Dr. Giordano y sus colaboradores realizaron un estudio de asociación del genoma completo (genome-wide association study, GWAS) para identificar polimorfismos mononucleotídicos (single nucleotide polymorphisms, SNP) asociados a la actividad de la enfermedad en pacientes con EM remitente-recurrente (EMRR). El estudio incluyó a 778 pacientes y se evaluaron más de 600 000 SNP.