Efectos sobre la salud mental en las personas que se han recuperado recientemente de la COVID-19

Conclusiones

  • La salud mental es un mediador entre la autoestigmatización y el trastorno por estrés postraumático (TEPT) asociados a la COVID-19 y la mala calidad de vida relacionada con la salud y el insomnio.

Por qué importa esto

  • Durante la pandemia de COVID-19, las personas pueden experimentar sufrimiento mental (p. ej., TEPT, autoestigmatización, trastornos del sueño), el cual puede ir asociado a complicaciones psicosociales a largo plazo (p. ej., aislamiento social, desempleo durante un periodo breve de tiempo).

  • Un modelo de mediación puede ofrecer información sobre el modo en el que diferentes factores independientes actuarían a través de un factor “mediador” (la salud mental) para influir en variables dependientes como la calidad de vida (CdV) y el insomnio.