Predicción del riesgo de epilepsia después de la primera crisis epiléptica

Conclusiones

  • La cuantificación de los eventos paroxísticos de onda lenta (EPOL) mediante electroencefalografía (EEG) en pacientes que presentaban su primera crisis epiléptica permitió distinguir a los pacientes con epilepsia de aquellos que no volverían a sufrir crisis repetidas.

Por qué importa esto

  • Las crisis epilépticas representan entre el 2 y el 3 % de todas las visitas al servicio de urgencias. Sin embargo, los profesionales sanitarios no suelen observar el evento sospechoso y, por tanto, es difícil llegar a un diagnóstico probable (p. ej., evento aislado, primera crisis por epilepsia o seudocrisis).

  • El EEG es un instrumento viable para evaluar a los pacientes que sufran crisis epilépticas. Un posible biomarcador de epilepsia medible a través del EEG son los EPOL. Es posible que el EEG interictal con un algoritmo automático para medir los EPOL pueda ser un indicador útil y fiable de epilepsia.