Relación entre la duración y la calidad del sueño y el riesgo de ictus

Conclusiones

  • La duración prolongada del sueño y largos períodos de siesta al mediodía se asocian a un mayor riesgo de ictus incidente, especialmente ictus isquémico.

Por qué importa esto

    Comprender la relación entre el sueño y el riesgo de ictus podría ayudar en el asesoramiento de los pacientes y posiblemente en los resultados de los tratamientos.