Los síntomas de ansiedad, depresión y estrés postraumático son frecuentes durante el año posterior a una lesión

Conclusiones

  • En el año posterior a la lesión traumática fueron frecuentes los síntomas de ansiedad, depresión y estrés postraumático, especialmente en quienes tenían afecciones psicológicas preexistentes o ya estaban debilitados antes de la lesión.

Por qué importa esto

    Los resultados indican que muchas personas que han sufrido una lesión pueden tener riesgo de sufrimiento psicológico y pueden beneficiarse de una atención ulterior para facilitar la recuperación.