El patrón del riesgo de demencia es diferente entre los ancianos jóvenes y los ancianos más mayores

Conclusiones

  • El riesgo de demencia aumenta con la edad: aunque a un ritmo más lento que en los ancianos jóvenes (ancianos menores de 80 años), el riesgo de demencia sigue aumentando en las personas extremadamente ancianas (de 80 y 90 años en adelante).

Por qué importa esto

    Este estudio resume el patrón de incidencia de la demencia en personas de distintas edades y pone de relieve que los hallazgos de las investigaciones sobre la demencia centrados en personas menores de 85 años pueden no ser generalizables a las de edad extremadamente avanzada.